Michigan Cities Flip Flop on adopting Sanctuary City

“GRPS”
“Advertisement”

Michigan cities may want to show sympathy for the growing immigrant population which continues populating their core city areas as immigrant advocates seek city council resolutions.

The cities of Detroit, Ann Arbor, Lansing, Saginaw, Bay City, Flint, Adrian, Dearborn, Grand Rapids, Kalamazoo, Muskegon, Grand Rapids and Holland have high immigrant concentrations but the politicians in some cases are flip flopping on their commitment to declaring “welcoming communities” where law enforcement are specifically restrained from engaging in the performance of immigration officer duties.  Advocates argue that it is not the responsibility of local police officers to sort out legal and unauthorized immigrant residents from the gross population.

The argument for a restrained police approach suggested by immigrant advocates and supporters is based on the notion that many unauthorized immigrants blended in the general population came here escaping deplorable and unsafe conditions in their native countries and have established normal lives here.  They have joined their local communities and become contributing members of society.  Many are employed or have started their own businesses and actively contribute to the tax base and society in general.

While many cities listed as a “Sanctuary cities”, the boldness of the term has caused the Trump administration and federal officials to begin a legal campaign against cities not cooperating with a federal crackdown on immigrants and a deportation campaign that targets many of the immigrants who have entered the country without proper authorization or have overstayed their visa visits.

The national narrative of the Trump administration is a focus on “gangs, bad hombres, rapists, cartel kings, murderers and drunk drivers who kill others in accidents.”  Most recently both President Donald Trump and Attorney General, Jeff Sessions have said that they are targeting the Central American gangs like MS 13 and others who are perceived as terrorizing our cities.

The Lansing City Council first passed and then rescinded a resolution designating it a Sanctuary City following heated debate and pressure from business groups and individuals opposed to the message being sent by this action.  A conservative reaction to a liberal idea best describes the move and counter move.  The council’s decision does not change Lansing Mayor Virg Bernero’s recent executive order, which includes a provision preventing Lansing police officers and city employees from asking about immigration status “except as required by federal or state statute or court decision.”

Ann Arbor City Council, Bay City, and Kalamazoo may have a more acceptable approach that states a welcoming city approach but still affords police the ability to seek immigrant status in matters involving investigation and prosecution of certain crimes while practicing restraint in ordinary encounters.  Officers are not expected to engage in the enforcement of immigration laws in performance of their duties for the city or county.  Immigrants and citizens who are of various racial and ethnic backgrounds who may look immigrants to some of us should not be victimized by officer’s prejudices and presumptions about their immigration status.

Sanctuary city is a name given to a city in the United States that follows certain procedures that shelters illegal immigrants. These procedures can be by law (de jure) or they can be by action (de facto). The term most commonly is used for cities that do not permit municipal funds or resources to be applied in furtherance of enforcement of federal immigration laws.  These cities normally do not permit police or municipal employees to inquire about one’s immigration status. The designation of Sanctuary City” has no legal meaning.

Las ciudades de Michigan pueden querer mostrar simpatía por la creciente población inmigrante que continúa poblando sus áreas principales de la ciudad, mientras los defensores de los inmigrantes buscan las resoluciones del consejo de la ciudad a favor de ciudades llamadas santuarios. Las ciudades de Detroit, Ann Arbor, Lansing, Saginaw, Bay City, Flint, Adrian, Dearborn, Grand Rapids, Kalamazoo, Muskegon, Grand Rapids y Holland tienen altas concentraciones de inmigrantes, pero los políticos en algunos casos no han querido tomar acciones que favorecen a los inmigrantes presentes sin autorización de inmigración.  “Acogiendo con beneplácito las comunidades” donde se impide específicamente a las fuerzas policiales del orden de cumplir con los deberes de oficiales de inmigración. Los defensores argumentan que no es la responsabilidad de los agentes de policía locales para ordenar a los residentes de inmigrantes legales y no autorizados de la población en general.

El argumento de un enfoque policial restrictivo sugerido por los defensores y partidarios de los inmigrantes se basa en la noción de que muchos inmigrantes no autorizados mezclados en la población general llegaron aquí escapando condiciones deplorables e inseguras en sus países nativos y han establecido una vida normal aquí. Se han unido a sus comunidades locales y se han convertido en miembros contribuyentes de la sociedad. Muchos están empleados o han comenzado sus propios negocios y contribuyen activamente a la base tributaria y a la sociedad en general.

Mientras que muchas ciudades se enumeran como “ciudades del santuario”, la audacia del término ha causado la administración de Trump y los funcionarios federales para comenzar una campaña legal contra ciudades que no cooperan con una represión federal sobre inmigrantes y una campaña de la deportación que apunta a muchos de los inmigrantes que han entrado en el país sin la debida autorización o han sobrepasado sus visitas de visado.

La narrativa nacional de la administración Trump se centra en “pandillas, hombres malos, violadores, reyes cartel, asesinos y conductores borrachos que matan a otros en accidentes”. Recientemente, tanto el Presidente Donald Trump como el Fiscal General Jeff Sessions han dicho que están dirigiéndose a las pandillas centroamericanas como MS 13, y otros que son percibidos como aterrorizar  nuestras ciudades.

El consejo de la ciudad de Lansing pasó primero y después rescindió una resolución que la designaba una ciudad del santuario después del debate y la presión de los grupos de negocio y de los individuos opuestos al mensaje que era enviado por esta acción. Una reacción conservadora a una idea liberal describe mejor el movimiento y la contramedida. La decisión del consejo no cambia la reciente orden ejecutiva de Lansing, dijo el alcalde Virg Bernero, que incluye una disposición que impide que los oficiales de policía de Lansing y los empleados de la ciudad y preguntar sobre el estatus migratorio “excepto según se requiera por decisión de tribunall o estatuto federal o estatal”.

El Ayuntamiento de Ann Arbor, Bay City y Kalamazoo pueden tener un enfoque más aceptable que establece un enfoque de ciudad acogedora, pero todavía ofrece a la policía la capacidad de buscar el estatus de inmigrante en asuntos que involucran investigación y enjuiciamiento de ciertos crímenes mientras practican la moderación en encuentros ordinarios. No se espera que los oficiales se involucren en la aplicación de leyes de inmigración en el desempeño de sus deberes para la ciudad o el condado. Los inmigrantes y los ciudadanos que son de diversos orígenes raciales y étnicos que pueden parecer inmigrantes a algunos de nosotros no deben ser victimizados por los prejuicios y presunciones de los oficiales acerca de su estatus migratorio.

La ciudad del santuario es un nombre dado a una ciudad en los Estados Unidos que sigue ciertos procedimientos que abrigan a inmigrantes ilegales. Estos procedimientos pueden ser por ley (de hecho) o pueden ser por acción (de hecho). El término más comúnmente se usa para las ciudades que no permiten que se apliquen fondos o recursos municipales para promover la aplicación de las leyes federales de inmigración. Normalmente, estas ciudades no permiten que los empleados de la policía o de los municipios investiguen sobre el estatus migratorio. La designación de Sanctuary City “no tiene ningún significado legal

By Ingrid Cruz

“Gun

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY